Corporación Nasa Kiwe, aliado estratégico en el Cauca

ENT VIV TOTORO DIC (23)Ochenta y siete (87) viviendas de interés social rural, fueron entregadas durante el fin de semana a las familias beneficiarias en los municipios de Totoró y Silvia, afectadas por la ola invernal 2010-2011.

El sentido acto de entrega de las casas, se llevó a cabo en Totoró, en presencia del Presidente del Banco Agrario, Álvaro Miguel Navas Patrón; el Director de la Corporación Nasa Kiwe, John Diego Parra Tobar – como entidad a cargo de la Gerencia Integral del Proyecto-, el Secretario de Infraestructura del Departamento del Cauca, Oscar Rodrigo Campo y los alcaldes de los municipios de Silvia y Totoró.
Estas viviendas de las cuales pueden disfrutar desde ayer las 49 familias de Totoró y las 38 de Silvia, fueron construidas en desarrollo del Convenio suscrito para atender a comunidades afectadas por la ola invernal 2010-2011, entre el Banco Agrario, la Gobernación del Cauca y la Corporación Nasa Kiwe, con una inversión total en sus dos fases, de seis mil cincuenta y dos millones 280 mil pesos ($6.052.280.000).

El doctor Navas Patrón, destacó la labor de la Corporación Nasa Kiwe como operadora del proyecto, permitiendo un avance eficiente y ágil en el desarrollo del mismo, al tiempo que manifestó la decisión del Gobierno Nacional de continuar trabajando en que los dos millones de campesinos que aún no cuentan con vivienda digna en el país, puedan acceder a ella.

Detalles del convenio

En 2012 la Corporación Nasa Kiwe suscribió con el Banco Agrario y la Gobernación del Cauca un convenio para atender a las familias afectadas por la ola invernal 2010-2011.

La primera asignación por valor de 3.146 millones 650.000 pesos, se orientó a construir 235 viviendas de interés social rural para familias afectadas en los municipios de Caldono (66), Jambaló (65), Toribío (40) y Caloto (64), considerados en su momento los de mayor afectación en la zona, según el registro único de damnificados, RUD. De estas viviendas se encuentran terminadas a la fecha 46 en Caldono, 46 en Jambaló, 46 en Caloto y 28 en Toribío; en tanto que actualmente se da inicio a la construcción de las restantes.

En una segunda fase, el convenio contempló la construcción de 217 viviendas: 49 en Totoró, 70 en Silvia, 25 en Toribío, 39 en Caldono, 16 en Jambaló, 18 en Caloto; de las cuales fueron entregadas el domingo anterior las 49 de Totoró y 38 en el municipio de Silvia. La inversión en esta fase es de 2.905 millones 630 mil pesos.

“En el Cauca la Corporación Nasa Kiwe ha sido un aliado estratégico, que muestra cómo podemos construir soluciones de vivienda apoyándonos en entidades como ésta que ha sido fundamental en el proyecto. Vamos a seguir trabajando con ellos y queremos replicar los éxitos tenidos en el Cauca en otros departamentos en los que los resultados no han sido tan altos, ni han tenido tanto significado como acá en donde hemos logrado la meta de 7.000 viviendas. Una cifra mayor que en Antioquia, un departamento muchísimo más grande que el Cauca, con más municipios, lo que muestra que éste ha sido un modelo eficiente y que en el Cauca hemos encontrado unos apoyos fundamentales tanto en el Gobierno Departamental, los alcaldes, y la Corporación Nasa Kiwe, que ha sido actor decisivo. Porque nosotros ponemos los recursos una vez que se ha adjudicado el proyecto, pero de la calidad de la administración de esos recursos depende el éxito de los mismos, y cuando contamos con operadores como Nasa Kiwe, pues aquí están los resultados: casas bien construidas, en los tiempos establecidos, y eso nos llena a nosotros de una mayor confianza para intensificar nuestros esfuerzos en el Cauca”, afirmó el Presidente del Banco Agrario.

Por su parte John Diego Parra Tobar, reiteró el compromiso que tiene todo el equipo humano de la Corporación Nasa Kiwe, en el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades atendidas, lo que ha permitido a la entidad trabajar con eficiencia, calidad y responsabilidad en el desarrollo de este proyecto que busca entregar soluciones de vivienda a familias que han sufrido los embates del invierno en esta zona del departamento del Cauca.

Aunque la construcción de las viviendas ha presentado dificultades, pues la mayoría de ellas se encuentra ubicadas en zonas de difícil acceso, destacó el compromiso de todo el equipo técnico y de apoyo de la Corporación en el cumplimiento de los objetivos trazados, y el apoyo de las comunidades, y autoridades municipales, que ha permitido superarlas y mostrar resultados visibles en el mejoramiento de la calidad de vida de las familias campesinas.

“Para la Corporación Nasa Kiwe es una gran satisfacción ver el cambio que en la vida de estas personas significa entregarles una vivienda digna, porque nosotros trabajamos por ellos y para ellos, para que el Cauca y nuestras gentes vivan mejor, para que haya menos violencia y que nuestros jóvenes puedan tener estudio, oportunidades de empleo, posibilidad de ser productivos, y de esa manera contribuir a la construcción de un país próspero y en paz”, puntualizó Parra Tobar.

Una política de vivienda a diez años

Una política de vivienda a diez añosEl Presidente del Banco Agrario, manifestó que el de vivienda rural es un programa en el cual el Banco Agrario, como entidad del Gobierno Nacional, ha puesto toda su capacidad y toda su esperanza, por lo que cumplirles a las comunidades rurales colombianas que han carecido durante mucho tiempo de vivienda, es un éxito.

“Sabemos que el reto es enorme, pero cada vez que llegamos a un lugar del Cauca o de cualquier otro departamento del país a inaugurar los proyectos de vivienda hay una enorme satisfacción. Hasta el momento hemos logrado 40.300 viviendas entregadas, se han adjudicado cerca de 85.000 y esperamos antes de que termine el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos, cerrar con 100.000 viviendas. La idea nuestra es que este debe ser un plan de vivienda a 10 años, con unas metas que básicamente son las de proveer de un techo digno a todas las familias que habitan en esa Colombia rural que tantos problemas ha conocido a lo largo de su historia. En 2014 vamos a tener más recursos para el proyecto de vivienda rural, pues el Presidente de la República le ha puesto todo el corazón y la fe a este proyecto, y nos ha insistido en que tenemos que redoblar esfuerzos para poder alcanzar las metas que nos hemos fijado, e incluso sobrepasarlas”, añadió.

“Uno se va cargado de alegría de ver como una solución de esta naturaleza impacta sobre la calidad de vida de personas como doña Rosa Elena que a sus 77 años merece las mejores condiciones de vida que se le puedan ofrecer….Nuestras cifras son concluyentes, pero hay algo que las cifras nunca podrán expresar, que es la alegría, el optimismo, la esperanza que una familia campesina recibe cuando uno la provee de una vivienda…Esta es una emoción enorme, la vida está llena de momentos llenos de significados, yo tengo el corazón embriagado de alegría porque este es un país que ha conocido situaciones muy difíciles, y este es un momento en el que tenemos que avanzar, construir soluciones, hacer un enorme esfuerzo para ser generadores de felicidad y de bienestar, y en ese sentido no tengo como valorar esto, es un sentimiento muy especial, es más que un regalo de Navidad”, afirmó.

Redimensionar fuentes
Contraste