CORPORACIÓN NASA KIWE Y EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN NACIONAL ENTREGARON “CASAS DEL TAITA PAYÁN”

Inicio » Publicaciones » News » News 2010 » CORPORACIÓN NASA KIWE Y EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN NACIONAL ENTREGARON “CASAS DEL TAITA PAYÁN”

– Las “Casas del Taita Payán”, hogares para la primera infancia, fueron entregadas al servicio de las comunidades indígenas guambianas de los municipios de Piendamó y Silvia.

Con una inversión total de quinientos cincuenta millones de pesos, la Corporación Nasa Kiwe, en convenio con el Ministerio de Educación Nacional, entregó en el mes de septiembre dos hogares para la primera infancia denominados “Casas del Taita Payán”, ubicadas en zona rural de los municipios de Piendamó y Silvia.

En presencia de delegados del Ministerio de Educación Nacional, de las autoridades indígenas y de la comunidad beneficiaria, el Director General de la Corporación Nasa Kiwe, Eduardo Nates López, hizo entrega oficial de la “Casa del Taita Payán” ubicada en la vereda Cacique del municipio de Silvia; y en la vereda Pisitao del municipio de Piendamó.

Hogares para la primera infancia

Los hogares para la primera infancia “Casas del Taita Payán”, construidos por la Corporación Nasa Kiwe en zona rural de los municipios de Silvia y Piendamó, demandaron una inversión, cada uno, de 275 millones de pesos. Son estructuras con localizaciones y configuraciones especiales que responden a la cosmovisión de los pueblos indígenas guambianos.

Estas estructuras cuentan con tres módulos que representan lo que los Guambianos conocen como el primero, el segundo y el tercer mundo, cada uno de ellos con objetivos y usos diferentes en la vida de estas comunidades.

Desde el punto de vista arquitectónico, la estructura, construida en guadua y con cubierta de tejas de barro, es circular, con una clara tendencia a constituirse en un único espacio, que se ilumina de manera natural desde la parte alta.

El recorrido entre cada uno de los tres módulos, es desde la cosmovisión del pueblo Guambiano, la representación del camino que hay que recorrer entre los mundos; y son trazados curvos, denominados orgánicos.

Uno de los grandes retos para los profesionales al servicio de la Corporación, como es el caso del arquitecto Fernando Orozco, fue conjugar la cosmovisión indígena con las necesidades particulares de un hogar para la atención de la primera infancia, en donde existe un área de trabajo comunitario, baterías sanitarias y otros servicios. En este tipo de concertaciones, así como en la veeduría de la obra, Nasa Kiwe ha involucrado a las comunidades indígenas, logrando que algunos de los taitas oficiaran como supervisores.

Ir al contenido