Los acuerdos hacía la mesa de diálogos

Inicio » Bitácora de Prensa » Bitácora de Prensa 2015 » Los acuerdos hacía la mesa de diálogos

Medio: El Nuevo Liberal
Fecha: 13 03 2015

Con la presencia de instituciones nacionales se lograron los primeros acercamientos para frenar la movilización indígena.

El defensor nacional del pueblo, Jorge Armando Otálora y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Todd Howland, en la reunión en Santander de Quilichao. Foto: Defensoría del Pueblo.

El defensor nacional del pueblo, Jorge Armando Otálora y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Todd Howland, en la reunión en Santander de Quilichao. Foto: Defensoría del Pueblo.

La comisión mediadora entre la comunidad indígena y el gobierno, conformada por el Defensor Nacional del Pueblo, Jorge Armando Otálora; el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Todd Howland, líderes indígenas y otras autoridades locales, lograron una nueva tregua que irá hasta el próximo lunes.

Sin embargo, las principales conclusiones se lograron en el avance de la conformación de la mesa de diálogo. Por ejemplo, se pactó la conformación de una Comisión Humanitaria, que será liderada por la Defensoría Nacional del Pueblo, para hacerle seguimiento a las violaciones de los derechos humanos que se han presentado de parte y parte.

Esta ha sido una de las principales preocupaciones de la Defensoría del Pueblo, que ha manifestado en varias ocasiones que esto a cambio de encaminar a una solución del conflicto, lo agrava. “La comisión tendrá la función de verificar las denuncias sobre atropellos contra indígenas, policías y ciudadanos que nada tienen que ver, pero que se han visto afectados durante los enfrentamientos y desórdenes registrados en el norte de ese departamento”, comentó Jorge Armando Otálora.

Pero también, según las autoridades indígenas, se propuso que para el próximo lunes 16 de marzo los representantes del gobierno nacional, los ministros del interior y de agricultura, vengan al Cauca en una zona cercana al municipio de Santander de Quilichao y se genere la primera reunión entre las partes.

Los representantes del gobierno deberán tener poder de decisión para saber si pueden lograr acercar las dos propuestas que, por la parte de los indígenas asciende a un reclamo de 20 mil hectáreas, mientras que el gobierno ha ofrecido tres mil hectáreas y dos mil millones de pesos para insumos.

Por esta razón, si bien son buenas noticias los acercamientos, aún hacen falta gestos que desemboquen en una solución que frene la movilización actual. Mientras tanto, hasta el lunes no habrá bloqueos; pero sí se seguirá la ocupación de los predios donde ahora siguen las comunidades indígenas del norte del departamento.

De todos modos, se espera que el ambiente de diálogo y de tranquilidad logrado, no se rompa en el transcurso de la semana. Además, la Defensoría del Pueblo se reunirá con el gobierno para presentar el informe de este acercamiento.

Ir al contenido