‘El Niño’ que asusta al Cauca

Inicio » Bitácora de Prensa » Bitácora de Prensa 2016 » ‘El Niño’ que asusta al Cauca

Medio: Diario El Nuevo Liberal
Fecha: 16 01 2016

El departamento se encuentra en Alerta Roja ante la emergencia ambiental. Alrededor de 17 municipios se encuentran con declaratoria de calamidad por desabastecimiento de agua.

Los bovinos sufren por la ausencia de pastos frescos.

El maíz puede sufrir daños cuando las temperaturas se elevan por encima de los 35°.

En Cauca hay comunidades, que ante la grave situación de desabastecimiento, deben comprar el líquido vital.

Como una profecía cumplida, hoy el país vive una verdadera emergencia por los efectos del ‘Fenómeno del Niño’. Ya son 23 los departamentos que están en alerta por las variaciones y los cambios dramáticos del clima.

El Cauca está en esa lista. El departamento se encuentra en Alerta Roja, según ha manifestado el Líder de la Oficina de Gestión de Riesgo y Desastres, el Ingeniero Luis Gabriel Chica, “la alerta se genera porque hay una alta probabilidad de Incendios forestales y desabastecimiento de agua en varias municipios. Nosotros somos una región en la que se genera inundaciones y a las vez, grandes incendios ante las fuertes olas de calor”, manifestó el funcionario departamental.

De los 42 municipios del Cauca, 17 se encuentran con declaratoria de calamidad por desabastecimiento de agua según cifras de la Oficina de Gestión del Riesgo y Desastres. Entre ellos, mayoría son del sur del departamento: Guapi y Timbiquí, en la Costa Pacífica, en la ‘Bota caucana’ las localidades de Santa Rosa y Piamonte. Los dos últimos grupos presentan “altos índices de emergencia por inundaciones ante las intensas lluvias”, explicó el Ingeniero Luis Gabriel Chica.

En el siguiente informe El Nuevo Liberal identificó cinco municipios, ubicados de forma estratégica en el Cauca, para ponerle rostro a esta crítica emergencia ambiental.

Empezamos por el presente de la costa pacífica caucana. Allí hay familias que deben comprar agua diariamente. “Llevamos más de ocho años sin acueducto. Para poder cocinar los alimentos nos toca comprar agua en pimpinas. Son 5 mil o 7 mil pesos que debemos tener a la mano para hacernos al vital líquido”, denunció esta semana, el líder comunitario, Wilson Ramírez.

En el sur del Cauca, las pérdidas de cultivos en municipios como Mercaderes afectan la economía rural y campesina. “Estamos preocupados frente a esta situación. Se perdieron todas las cosechas. Productos como el maíz, sandía melón, yuca y chócolo, sufrieron las causas de la ola de calor” explicó el alcalde, Alcy Muñoz Perdomo.

El mandatario señaló que animales como las vacas, los búfalos y los caballos están muriendo ante la falta de agua y pastos frescos.

En la región del Patía sucede algo similar. Ya escasean alimentos de pancoger y están muriendo los bovinos por la ausencia de pastizales. El clima en esa región alcanza los 38 grados centígrados a la sombra.

El Alcalde de esa localidad, Francisco Arias, reconoce que el verano ha sido intenso. “Pasamos una crisis muy fuerte; estamos buscando un proyecto que nos permita construir unos pozos profundos para garantizar unos sistemas de riego para solucionar el problema”, dijo.

En el centro del departamento, el municipio de El Tambo, conocido popularmente por ser la despensa agrícola del Cauca, productos como el maíz y el café son los más afectados, según el reporte del Alcalde Célio Urresty.

En San Sebastián, municipio ubicado en el Macizo colombiano, alimentos como el maíz, el frijol, la caña panelera y el café, se están perdiendo. “En las zonas de clima cálido la afectación alcanza el 70%, mientras en la parte alta, zona fría del municipio, el impacto es del 50%”, dijo el Secretario de Gobierno, Homero Rengifo.

Así mismo, Rengifo explicó que el nivel de los ríos ha disminuido en un 80 por ciento, una cifra preocupante, teniendo en cuenta que en esta zona del departamento nacen ríos como el Caquetá y San Jorge, dos de los más importantes del país.

El municipio de Toribío, norte del Cauca, los estragos en los cultivos han llevado a que las mismas comunidades realicen acciones preventivas para conservar como mínimo, los 10 acueductos veredales que tiene la localidad.

“Hay sectores donde las mismas familias hacen cada dos días plan de racionamiento de agua para mitigar los efectos”, indicó Alcibiades Escué Musicue, primera autoridad municipal.

Así mismo las autoridades indígenas del territorio están comprando parcelas de tierra donde hay nacimientos de agua para garantizar el líquido a las generaciones siguientes.

Al Alcalde Nasa le preocupa que se pierdan los cultivos de café que causaría problemas económicos al menos a 150 familias. “Se acerca la cosecha, estamos a menos de dos meses y la situación es preocupante”, aseveró Escue Musicue.

Ante este panorama desalentador, el Líder de la Oficina de Gestión de Riesgo y Desastres, el Ingeniero Luis Gabriel Chica, manifestó que ayudan a los municipios donde se presenta mayor escases de agua a través de volquetas y carro tanques.

Así mismo, hace un llamado especial a las comunidades en el departamento. “La idea es que ahorremos agua y que ahorremos energía, y en ese sentido, hay una campaña por parte del Gobierno para el no derroche en esta temporada”, afirmó.

Aunque las comunidades del Cauca seguirán sintiendo los rigores del inclemente clima, este informe deja un sentimiento desalentador. Es evidente que no hay un censo en los municipios sobre las afectaciones y causas de la emergencia ambiental. De los cinco mandatarios consultados, solo uno mostró interés por hacer esa tarea. Y es preocupante, teniendo en cuenta la consulta se realizó con la tercera parte del total de los territorios que presentan declaratoria de calamidad por desabastecimiento de agua.

Ir al contenido